Día 1 – Tres días en Santiago

valparaiso-1803884_640

Buenas! Les voy a contar mi itinerario de tres días en Santiago. Fue muy difícil planificar y seleccionar lo que más me interesaba hacer, dejando afuera otras actividades, pero quedé muy satisfecha y creo que pude sacarle el jugo a esos tres días.

Los precios son de agosto de 2018.

 

Día 1 – Valparaíso y Viña del Mar

El paseo turístico que no puede faltar. Si tienen conocidos que han ido a Chile de seguro han visitado Valparaíso y Viña del Mar. Y aunque a veces tratamos de huir de las rutas turísticas más típicas, por algo se ganaron su fama y no podía ir a Santiago y no conocerlas. Valió la pena.

¿Cómo llegar?

Lo primero y principal es, desde donde estemos, tomar el metro hasta la terminal de Pajaritos. En el hostel me indicaron que también en la terminal de metro U. de Santiago hay conexión con los buses, pero no quise arriesgar. Ya había leído en varios lugares que había que ir hasta Pajaritos y allí fuimos.

Una vez allí es muy fácil encontrar las agencias de buses a Valparaíso o Viña y antes de salir del metro tienen que comprar el pasaje. Yo lo compré en la compañía Turbus, pero también está Pullman. Los buses salen cada 20 minutos aproximadamente. Si compran ida y vuelta sale más barato y lo más importante: pueden ir hasta Valparaíso y volver por Viña del Mar o viceversa, les dan un pasaje abierto para la vuelta. Por otro lado, la compañía Turbus nos ofreció un tour por las dos ciudades por $20.000 por persona. No me pareció caro pero nosotras éramos dos personas jóvenes y con ganas de caminar y conocer. Sin embargo, lo recomiendo si alguno no está en buena forma física o si van con alguien mayor. Hay que tener en cuenta que Valparaíso está compuesto por varios cerros y si quieren visitar algunos lugares típicos van a tener que caminar mucho en subida.

Valparaíso

El viaje hasta Valparaíso tarda 1 hora y media aproximadamente. Van a llegar a la terminal y de allí se toman cualquier bus que vaya hasta el centro, por unos $400. Se bajan cerca de la Plaza de la Victoria.

Hay dos paseos que hice y recomiendo:

  • Recorrer el Museo a Cielo Abierto, ubicado en el Cerro Bellavista. Si se fijan en google maps les marca el punto de inicio, y a partir de ahí es solo caminar y van a ver murales de arte por todas partes.
  • La Sebastiana, casa que perteneció al poeta Pablo Neruda y está ubicada en el cerro Florida. La entrada tiene un costo de $7.000 (10 dólares aproximadamente) y hay descuento para estudiantes con tarjeta ISIC. Con la entrada se brinda una audioguía que nos conduce a un recorrido por la casa y se cuentan curiosidades del poeta. También hay un mirador que ofrece una vista panorámica de la ciudad.

Una vez que terminamos estos dos paseos emprendimos camino a Viña del Mar. Para llegar allí tienen que caminar rumbo al mar. Hay una costanera o rambla y por ahí pasan los buses que los dejan en Viña por unos pocos pesos chilenos. Nos habían dicho que se tardaba 20 minutos en llegar, pero nos tocó un conductor poseído y en 10 minutos estábamos llegando.

speed
Así íbamos con mi hermana

 

Viña del Mar

  • Les conviene bajarse en el reloj de flores y a partir de ahí pueden comenzar a conocer Viña. El reloj de flores si bien es un atractivo turístico, es solo para sacarse la foto. A ver, es un reloj de flores.
  • Si continúan caminando por la costanera van a tener una vista hermosa de la ciudad, y a unas pocas cuadras se encuentran con el Castillo Wulff. Pueden entrar y acceder a un mirador.
  • Viña del Mar es una ciudad ideal para parar a comer algo frente al mar. Hay una inmensa cantidad de opciones gastronómicas.

Luego de estas actividades y de tanto caminar se nos hizo tarde y decidimos comenzar la vuelta a Santiago. Nos dirigimos a la terminal de Viña, que queda a unos dos kilómetros de la costanera, por la calle Valparaíso. Allí tienen que ir nuevamente a la agencia que les vendió el pasaje, dado que para la vuelta les venden uno abierto.

 

Noche 1 – Patio Bellavista

Luego del paseo por Valparaíso y Viña del Mar llegamos a Santiago cansadas, pero con la noche en pañales. Así que decidimos ir hasta el Barrio Bellavista. Tiene varias cuadras de pubs donde comer y tomarse algún trago. Alrededor de las 22:00 ya había mucha gente y en algunos lugares ya se había armado baile. También más de uno ya estaba copeteado, como decimos en Uruguay, en Chile dirían que más de uno ya estaba arriba de la pelota.

Decidimos comer en el Patio Bellavista. Es un lugar moderno y muy lindo donde se come muy bien. No es barato pero tampoco es carísimo. Obviamente que se puede comer más barato en Santiago. De todas formas miramos un poco las cartas antes de decidirnos y terminamos cenando por unos 10 dólares por persona. Si son de tomar muchos tragos el precio se les va a más, lógicamente.

IMG_20180816_222958.jpg
Local de comida mexicana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s